expr:content='data:blog.canonicalUrl' property='og:url'/>

Titulares

Atribuyen muerte de 26 jóvenes a mezclar sustancias con hookah

Un total de 26 autopsias se realizaron a jóvenes y adultos jóvenes que fallecieron producto de problemas cardiacos, respiratorios, cerebrales y virales, como el VIH y hepatitis, cuyo historial clínico tienen en común el habitual uso de la pipa de agua o hookah, durante el último año, según  en el Instituto Nacional de Patología Forense.  
Se puede constatar que estos son factores contribuyentes a la muerte, porque aceleran y ocasionan trastornos en el ritmo de órganos que los convierten en vulnerables, aunque la institución no tiene datos que le permitan evidenciar científicamente que la causa de la muerte es el uso de sustancias que inhalan mediante de la hookah.
Estos datos fueron ofrecidos  por el doctor, Santo Jiménez Páez, director del Instituto de Patología Forense, el ente responsable de realizar las necropsias clínicas, o sea, aquellas que no están vinculadas a muertes fatales.
Jiménez explicó que de esos 26 casos analizados en el lapso de un año, la mayor cantidad son de sexo masculino y las muertes ocurrieron, en la mayoría de casos, de manera súbita en el hogar, en el trabajo y en clínicas.
El “Dr. Sergio Sarita Valdez”, director del Instituto Nacional de Patología  fue cuestionado por medios locales en torno a la preocupación de médicos cardiólogos y neurólogos, reforzada esta semana por galenos de Cedimat, sobre la presencia cada vez más alta de jóvenes que llegan a los servicios de salud con males cardíacos y cerebrales, muchos asociados al uso de la hookah.
“Nosotros trabajamos casos de personas jóvenes que, cuando hacemos la investigación, la historia revela que ellos tienen como hábito el uso de la hookah”, reveló el especialista.
El doctor Jiménez Páez señaló que determinar directamente que el uso de esa sustancia es la que ha provocado la muerte es lo que no ha sido posible hacer, demostrarlo como causa, pero sí asociada”.
Sostuvo que estadísticamente el número de sustancias que son utilizadas en  esos dispositivos, contribuyen con muertes cardiacas, por problemas respiratorios o pulmonares y por accidentes cerebrovasculares.

No hay comentarios