expr:content='data:blog.canonicalUrl' property='og:url'/>

Titulares

Lanzan fármaco con probabilidades de frenar resistencia del VIH

Con la apertura del siglo XXI los advances para contrarrestar el virus del VIH-SIDA han sido notables más aún con la creación del fármaco (Symtuza), comercializado por Janssen, el cual cumple las terapias al ser una sola pastilla, además de la alta barrera genética a la resistencia de darunavir (el inhibidor de la proteasa).
Así lo aseguraron los doctores José Ramón Arribas, director del grupo de investigación de sida y enfermedades infecciosas del Hospital Universitario La Paz de Madrid, y Eugenia Negredo, de Hospital Germans Trias i Pujol de Badalona.
Se extima que en España hay unas 140.000 personas infectadas por VIH, una de los índices más elevados de Europa occidental, según puntualizó el doctor Arribas, quien ha precisado que más del 80 % son varones, de los cuales, el 50 % son hombres que tienen sexo con hombres.
A juicio de los expertos, la edad media de las nuevas infecciones es de 36 años y gracias a los tratamientos asequibles, “muy simples y muy eficaces”, los pacientes en tratamiento tienen una media de edad de 48 años y casi la mitad rebasan los 50 años, por lo que a la infección del virus se asocia a enfermedades  vinculadas al envejecimiento.
Arribas  sostuvo que uno de los problemas de los tratamientos es la resistencia del virus para lo cual desde 2006 se está utilizando de  manera separada darunavir. Ahora, se incorpora por vez primera a una pastilla única que alía cuatro fármacos.
Asimismo doctora Negredo, ha explicado que ya existen seis familias de fármacos frente al VIH, pero hay que hacer un buen uso de ellos, ya que así pasa con los antibióticos, momento en que el virus se hace resistente.
Negredo sostiene que la combinación de Symtuza es muy beneficiosa tanto para el paciente recién diagnosticado como para el tratado previamente, en los que se puede comenzar el tratamiento de inmediato y, además, dificulta que el virus se haga resistente incluso en personas cuyo cumplimiento terapéutico no es el adecuado.
“Es una opción muy valida”, agregó, tanto para pacientes que ya presentan una toxicidad renal y ósea, como en aquellos que no, para prevenir que aparezcan esas toxicidades.

No hay comentarios